fbpx

La compleja y sorpresiva restauración de la iglesia de San Blas de Nicoya

La compleja y sorpresiva restauración de la iglesia de San Blas de Nicoya

  • Experto restaurador de Pompeya participó en estos trabajos

Toda una historia que da inicio en la época colonial, el hallazgo de cuerpos humanos, los fuertes terremotos que la azotaron durante muchos años, sumado a un proceso tecnológico de alto nivel, son parte de la mística que amarra los nuevos cimientos de la parroquia de San Blas en Nicoya.

El 25 de julio de 1824, se hizo oficial la Anexión de Nicoya a Costa Rica: acto de unión política que abarcó matices muy interesantes en cuanto a cultura y tradición social que dan paso al surgimiento de obras propias de la época, con toda una investidura colonial que aún podemos apreciar los costarricenses.

Es así como inicia la historia de esta emblemática obra denominada Parroquia de San Blas; por honor a su Patrono Blas de Sebaste y que fue edificada entre 1522 y 1544.

88282264

La historia de este Templo ha estado marcada por tragedias telúricas, ya que en 1830 fue sometida a una primera intervención producto del terremoto del 3 de abril de 1826, aunque su reparación no duró mucho; puesto que 3 años más tarde, en 1833, sufre los efectos de otro fuerte sismo que la mantuvo en deterioro por más de 17 años.

La Parroquia de San Blas en Nicoya fue declarada “reliquia nacional” en 1923, sumándose a una pequeña lista de templos patrimoniales entre los cuales también están la Iglesia de Ujarrás, el Templo de Orosi en Cartago y la Ermita de Quebrada Honda. Sin embargo, la serie de trágicos acontecimientos continuó el 5 de setiembre el 2012, con el terremoto de 7,6 grados en la escala de Richter que de inmediato ocasionó daños a la estructura del templo católico.

La restauración

El arquitecto Adrián Vindas Chaves, jefe del Arquitectura del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura y Juventud, explica que fue hasta el 2013 cuando se oficializó la inversión de $200.000 para restaurar esta estructura patrimonial, y  el apoyo de la firma OPB Arquitectos fue fundamental. Ellos donaron el proyecto de restauración como parte de su plan de Responsabilidad Social Empresarial.

Image30

“Este plan de OPB arquitectos fue muy importante, ya que hasta ese momento no teníamos nada en esa área y fue fundamental porque consistió en una donación que significaría la base a la cual se agregó el apoyo de la consultora Camacho y Mora S.A. y de Doménico Brigante, quien tiene experiencia en centros de este tipo; ya que trabaja, actualmente, en la restauración de Pompeya”, cuenta el arquitecto Vindas.

El arquitecto Carlos Ossenbach Sauter, fundador y presidente de OPB Arquitectos, explica que por los daños que sufrió la iglesia en el terremoto de setiembre del 2012, su compañía decidió ayudar sin ningún interés especial, ya que la firma había decidido llevar un proyecto al año en forma honoraria, dependiendo de las prioridades del Ministerio de Cultura que son quienes dictan las pautas y definen el alcance de la restauración, además de que supervisan el proceso.

“El interés nuestro era que la obra fuera reparada y restaurada, para devolverle su imagen original. Así, además de la parte arquitectónica, se reforzó también la estructura para hacerla más resistente a futuros sismos”, asegura Ossenbach.

7057148153_24e0bb9f6d_b

Personal del Centro de Investigación y Conservación del Patrimonio señaló que el terremoto dañó la bóveda y la fachada, ya que las paredes se reventaron y agrietaron, dando paso al desprendimiento de materiales como el “calicanto”, conformado por piedra, cal y; por ende, desde 1910, está prohibido para uso constructivo.

Su restauración

La firma OPB Arquitectos posee amplia experiencia en restauración de obras patrimoniales. Han participado en la recuperación del Colegio Superior de Señoritas, el Colegio San Luis Gonzaga, el Liceo de Costa Rica y más reciente el Liceo de Heredia.

La arquitecta María Ester Serrano, responsable del proyecto por parte de esta firma, explica que primero se efectuó un levantamiento fotográfico e inspección de la obra con el fin de determinar el estado actual y proponer una solución que se ajuste a las necesidades de esta iglesia.

“La restauración se basa, principalmente, en un reforzamiento estructural de los muros laterales mediante un zócalo de 7 cms de espesor por 1,5 mts de alto; además de un engrosamiento interno de los muros de la fachada principal y posterior, tratando de intervenir lo menos posible en la arquitectura original y bajo total supervisión del Centro de Conservación del Patrimonio Cultural”, dijo.

Tras la intervención y el aporte de todas estas empresas, la restauración ha continuado su marcha, aunque ha sido un proceso muy lento por las características que obligan a una intervención poco invasiva, pero dotada de muchos elementos de alta tecnología.

Image14

También se ha tomado en cuenta que la zona sigue siendo propensa a sismos de gran escala y con cambios de temperatura muy intensos.

Apoyo tecnológico en su restauración

Doménico Brigante, socio y director técnico de las compañías Olympus-FRP y Brigante Ingeniería, explica que, analizando el estado de la estructura de la iglesia de Nicoya, fue posible plantear la hipótesis de una estrategia de refuerzo estructural que implicaba el uso de tejido de fibra de aramida de alto módulo de elasticidad (Aramidic Fiber Reinforced Plastic), con el fin de estudiar las medidas necesarias de refuerzo para la iglesia.

Para el experto, dicha hipótesis plantea los siguientes objetivos:

  • Coartar el movimiento que provoca el vuelco hacia fuera del plano de la pared de la fachada principal de la iglesia.
  • Reforzar el arco de la parte central de la iglesia y la mampostería
  • Aumentar las características mecánicas de los muros perpendiculares de la parte posterior de la iglesia.
  • Realizar un cosido o atado que impida el empuje horizontal del techo sobre los muros de la parte trasera de la iglesia.
  • Refuerzo de aristas y esquinas de la iglesia para evitar problemas de desprendimientos causados por seísmos, considerando Costa Rica como país de gran afluencia sísmica y que así lo establece el Plan Nacional para la Gestión del Reisgo 2010-2015.

Asimismo, los beneficios que trae consigo esta intervención tecnológica con este sistema son:

El uso de refuerzos estructurales con A-FRP (Aramidic Fiber Reinforced Plastic) logra ventajas importantes para la estructura:

  • El peso del refuerzo a base deA-FRP es insignificante en comparación con el peso original dela estructura, luego no agregamos nuevas cargas activas durante un movimiento sísmico.
  • La rigidez de la estructura no aumenta con este tipo de intervención.
  • Aumento de la ductilidad y la capacidad de deformación de la estructura.
  • Ausencia total de oxidación.
  • No se modifica la geometría estructural (esto es muy importante para un edificio antiguo considerado bien de interés cultural.

Los expertos consultados coinciden que tras el apoyo de OPB Arquitectos y su gestión de RSE se dio una plataforma de trabajo que poco a poco se fue refinando hasta dar con una restauración de alta complejidad en la cual el A-FRP se convirtió en un elemento fundamental, pese a que muchos especialistas en el país no lo conocen.

El templo de los cuerpos

Para el arquitecto e historiador Andrés Fernández, este tipo de intervenciones deben obedecer a la cultura e historia colonial que trae consigo la obra. Este es el principal reto que ha tenido su proceso de restauración; puesto que hay elementos propios de la época que forman parte de todo un conjunto.

iglesia-de-san-blas-nicoya-playa-samara

De acuerdo con información del Centro de Conservación del Patrimonio Cultural, el proceso se ha atrasado por un factor arqueológico que nadie se esperaba, ya que, conforme fueron trabajando en la Iglesia, se dieron cuenta de la aparición de cuerpos humanos que estaban colocados en alrededores y en las paredes del templo.

“Antes era común que se colocaran cuerpos en las paredes de los templos y alrededores. Todo esto provocó que con los nuevos hallazgos fuera necesario el estudio arqueológico; ya que todo esto nos brinda señales de la manera en que morían esas personas, cómo vivían, lo que comían y las enfermedades que padecían”, dijo Adrián Vindas, arquitecto y director de esta entidad.

Para la celebración del 25 de Julio de este año, la provincia aún no contará con su Parroquia de San Blas en un 100%; sin embargo, la población tiene mucho que celebrar porque, pese a las dificultades y el paso del tiempo, esta obra se sigue levantando gracias a muchas personas comprometidas y a la tecnología disponible.

En la actualidad, ya se intervinieron las dos naves laterales. Este año se concluirá la fachada principal y; para el 2017, se trabajará en el cofre presbiteral con lo que se concluiría toda la restauración, de acuerdo con el Centro de Investigación y Conservación Del Patrimonio Cultural del Ministerio de Cultura y Juventud.

Join The Discussion

Este sitio utiliza Akismet para disminuir el spam. Aprenda más de como sus comentarios son procesados.

Compare listings

Compare