fbpx

El nuevo rostro de la Parroquia de Miravalles

El nuevo rostro de la Parroquia de Miravalles

En el terreno, había un edificio con estructura de gimnasio, con muros exteriores de bloque de concreto y techo de perlings en acero; así era el templo de la comunidad de La Fortuna de Bagaces, Guanacaste.

Mira11

Pero gracias a una empresa japonesa contratada por el Instituto Costarricense de Electricidad (ICE) para el Proyecto Geotérmico de Miravalles, que donó cerca de $400.000, esta pintoresca comunidad guanacasteca goza hoy de una edificio hermoso y funcional, que invita a cultivar la espiritualidad.

La labor fue grande y un poco compleja, pero el objetivo era no desperdiciar materiales y sacar provecho al máximo, explica el líder de este proyecto, el arquitecto Álvaro Rojas. Para lograr lo que hoy muestra este templo, se reciclaron algunas paredes existentes, algo del acero de la estructura del techo y el resto fue demolido. “El proceso fue muy interesante.  La nueva iglesia fue construida, sobre el mismo terreno de la anterior”, puntualiza el arquitecto.

11 copy

Esta es la parroquia del Santo Cristo de Esquipulas conocida como la Parroquia de Miravalles y se construyó en tres etapas. El diseño arquitectónico y de sitio empezó con varias ideas planteadas a la comunidad en el 2006, por parte del estudio Fournier Rojas ARQUITECTOS (FoRo ARQUITECTOS), siendo Álvaro el diseñador principal del proyecto, con varios colaboradores en la producción de dibujos y maquetas. Vale destacar que mucho del trabajo profesional de consultoría fue donado para contribuir con el proyecto y la comunidad.

Los diseños de ingeniería estructural, civil y mecánica fueron responsabilidad del ingeniero Fernando Herrera y fue él quien, además, la construyó. De hecho, el Ing. Herrera inició el contacto, pues su hermano, un geólogo del ICE, vive en esa zona desde hace mucho tiempo.

La construcción empezó a inicios del 2007 y tras unos 14 meses, culminó, en agosto de 2008. El consultor en acústica fue obra del físico, Jorge Araya Pochet y el vitral posterior, sobre el altar, lo diseñó e instaló la prestigiosa vitralista Sylvia Laks.

65 copy

La parroquia se dio por inaugurada el 17 de noviembre del 2013, con un 70% de la obra que se planteó originalmente. Tiene excelente iluminación, ventilación natural y formidable acústica. Este edificio se ha convertido, sin duda, en un sitio de visita obligatoria, donde muchos turistas también se detienen a admirar la iglesia.

Discordancia arquitectónica

Sin embargo, la inspección arquitectónica no la realizó el estudio de profesionales que hizo el diseño, y ello significó la eliminación de una concha que permitía la iluminación indirecta a la capilla; además, se hicieron variaciones en el nivel de piso y se cambiaron los acabados de los muebles y los diseños de las puertas instaladas, lo que generó una falta de armonía y un lenguaje inconsistente con el diseño arquitectónico de la iglesia.

17 copy

Según explica su diseñador original, aunque el templo está en servicio y la comunidad contenta con su bella parroquia, aún faltan varios elementos propuestos en el diseño original como los espejos de agua que simbolizarían la vida eterna.

“La idea era que cuando lloviera, el agua creara el movimiento y el sonido para propiciar un estado de meditación entre los feligreses que estuvieran en el templo, así como los transeúntes que se hallaran alrededor de la iglesia”, explica Rojas, pero ese detalle se omitió de la propuesta original.

Asimismo, también están pendientes el puente, las pérgolas y terminar la torre del campanario, la cual lleva enchapes en piedra volcánica negra: material muy común en el paisaje local.

04 copy

“Pese a esta situación, se conserva mucho de los pensamientos téorico, filosófico y poético originales del diseño”, recalcó Rojas.

El diseño formal y espacial de este proyecto se basa en la “Vesica Piscis”, una forma ovalada que sale de la intersección de dos círculos con el mismo radio, de tal manera que el centro de cada uno está en la circunferencia del otro. Esta figura representa un pez, símbolo del cristianismo.

En tiempos medievales, las iglesias y los templos fueron diseñados sobre la base de la Vesica Piscis, por lo que, en este caso, las secciones del círculo así como las que conforman la Vesica Piscis, son los elementos formales y simbólicos en este proyecto.

El techo, la pared detrás del altar y las gradas, así como los grandes vitrales utilizan esta forma. Además de simbolismo religioso, se eligieron otros elementos propios del lugar, como la piedra negra volcánica con el fin de conectar el edificio con su entorno.

01 copy

La forma de esta iglesia también responde a las siluetas de las montañas que rodean la ciudad de La Fortuna de Bagaces, donde se encuentra.

Si desea conocer más de esta propuesta, puede visitar el sitio web: www.foroarq.net, y, en la pestaña ARCHITECTURE, encontrará otras fotografías del proyecto de la Parroquia de Miravalles.

Join The Discussion

Este sitio utiliza Akismet para disminuir el spam. Aprenda más de como sus comentarios son procesados.

Compare listings

Compare
Abrir chat
Necesita ayuda?
Scan the code
Hola
Como puedo ayudarte?